lunes, 28 de julio de 2014

#Globalización. El Estado Nación en la nueva Gobernanza Global

¿Quién gobierna? ¿Cómo gobierna? ¿Cuáles son sus intereses? ¿Con qué legitimidad? Si nos preguntamos por la gobernanza, nos preguntamos por la capacidad para tomar decisiones, responder a conflictos y gestionar los problemas que tienen los diferentes actores de la sociedad y no solamente por elaborar leyes y dirigir las instituciones.

LAS TRIBULACIONES DEL ESTADO-NACION
Cada día se constata más, que los Estados-Nación modernos, están perdiendo su capacidad para controlar lo que sucede dentro de su territorio. Hoy se encuentran cada vez más incapacitados para convertir las opiniones y los valores de sus ciudadanos, en una presión sobre las fuerzas económicas que gobiernan hoy en día los destinos de los Estados-Nación.
Los motivos no son solo económicos -como la circulación internacional de capitales, la inversión extranjera o las crisis financieras-, hay otros como los problemas mediambientales, los flujos migratorios, los culturales y la criminalidad, que saltan fronteras y soprepasan la capacidad de los Estados-Nación.
Una respuesta a esta situación, ha sido la regionalización. El ejemplo más claro es el de la Unión Europea, un proceso que en su embrión tuvo más carácter cultural y político que económico, y cuya deriva hasta este último trajo las consecuencias que se están sufriendo actualmente.
Con la creación de instituciones como NAFTA, Mercosur, APEC, FMI, G8, G20, entre otros, los Estados-Nación han cedido soberanía porla parte de arriba. Pero también por abajo, por el nacimiento de las intenciones de autogobierno, forjadas sobre todo en identidades culturales, lingüisticas y étnicas. Ejemplos como las pretensiones de Cataluña (España), Lombardía (Italia), Baden Wuttemberg (Alemania), Texas (Estados Unidos) y Escocia (Reino Unido), son algunos de los más conocidos, pero no los únicos.
La lógica vertical del poder del Estado, continúa presente, pero emergen nuevas lógicas en forma de red.

EL CONCEPTO DE ESTADO-NACION
Podríamos situar la fecha de nacimiento, allá por el año 1648, en la Paz de Westfalia que dio fin a la Guerra de los 30 años. Los monarcas europeos acordaron un nuevo orden basado en el concepto de soberanía nacional. Es decir, acordaron reconocer los derechos de cada uno de ellos para gobernar sus territorios sin interferencias externas.
La humanidad, se organiza en estados que ocupan un territorio específico, y que es el actor dominante sobre las gentes que viven en ese territorio.
El concepto de Estado-Nación fue sustituyendo al de Ciudad-Estado y al de Imperio.

NUEVA ACTIVIDAD POLITICA TRANSNACIONAL
Los Estados-Nación, se han volcado en nuevas formas de politica transnacional a través de organismos internacionales. Los gobiernos de de los Estados-Nación han de obedecer leyes que han aprobado esas instituciones, aún dándose el caso de haber votado en contra. Pese a todo, los organismos internacionales, tienen problemas a la hora de ejercer la autoridad necesaria para imponer políticas consensuadas, como por ejemplo, obligar a ciertos países a luchar contra el blanqueo de dinero y dejar de actuar como paraísos fiscales.
Las nuevas instituciones internacionales, no son todavía capaces de afrontar los problemas de la nueva estructura, y algunos de los más poderosos Estados-Nación, los usan solamente para defender sus propios intereses, olvidando que éstos están interconectados globalmente. Además, nos encontramos con el llamado "deficit democrático" de las instituciones internacionales, puesto que sus órganos de gobierno no han sido elegidos por el pueblo, por los ciudadanos que conforman los diferentes Estados-Nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar