jueves, 24 de octubre de 2013

Se fue Manolo Escobar


El ícono de la copla y la cancion popular españolas, Manolo Escobar, falleció hoy 24 de octubre en su Benidorm querido, a los 82 años de edad.
El intérprete de canciones tan conocidas como ¡Viva España! (esta canción es de autor y cantante alemán, versionada luego por el español), Mi Carro, Madrecita Mª del Carmen, El Porompompero, La Minifalda, Almería y muchísimas más, nos dejó después de sufrir durante varios años un cáncer que acabó con su vida.
La popularidad de Manolo Escobar, se forjó en las emisiones de radio de los años 60, en aquella España en blanco y negro, donde reinaban en las ondas esas entrañables radionovelas -Ama Rosa, por ejemplo-, protagonizadas por Matilde Conesa, Pedro Pablo Ayuso, Danuel Dicenta y Juana Ginzo, entre otros muchos. ¿Se acuerdan de la careta de presentación? Era: La Sociedad Española de Radiodifusión, presenta... A mi cabeza vienen recuerdos como el de mi abuela sentada en la cocina escuchando alguna de esas obras, en un pequeño descanso después de haber dado de comer a unas decenas de personas en el hostal del cual era propietaria y esclava trabajadora.
Pero no quiero desvariar. Manolo Escobar, almeriense de El Ejido, se crió en la Barcelona de los años del hambre, y en la Ciudad Condal se hizo un fanático seguidor del Fútbol Club Barcelona, amén de dar sus primeros pasos laborales y artísticos. Es conocida su anécdota, en la que se cuenta que fue el que embotelló la primera botella del friegaplatos Mistol vendida en España.
Luego de su primera actuación pública, en el Teatro Duque de Rivas de Córdoba, el éxito fue tal, que se convirtió en ídolo de masas, protagonizando numerosas películas -más de veinte-, y actuando en todos los programas relevantes de la única cadena de televisión de la época, TVE. Sus discos se vendían como rosquillas, siendo el album ¡Viva España!, el más vendido en la historia de la música española, con unas 10 millones de copias despachadas.
Admirado y querido por muchos, ignorado por otros y odiado por pocos, nos ha dejado el protagonista de un pedazo de la historia de España, que algunos vivimos y crecimos escuchando sus canciones, casi siempre acompañado de sus hermanos -¿quién no recuerda los movimientos convulsos de uno de ellos al tocar la guitarra?-, sin saber lo que ocurría a nuestro alrededor.
Descanse en paz, Manolo Escobar.
Por último, la cantante alemana Imca Marina, interpretando el ¡Viva España! original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar