lunes, 2 de julio de 2012

Teletipo a: Fátima Báñez, ministra de empleo del Gobierno de España


Fátima Báñez y la Virgen del Rocío

Señora Fátima Báñez: Quizás fuera la Virgen del Rocío, quien le diera instrucciones para el envío de datos confidenciales de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) al patriótico diario La Razón. Quizás fuera algún miembro destacado del Opus Dei quien le diera las instrucciones. No sé. Lo que si se, es que si es verdad lo que publican varios diarios españoles, usted ha infringido la ley, Y de una forma bastante clara y chapucera. Aunque tal como actúan los acólitos de la obra, seguro que lo hizo con buena fe, con la fe que usted profesa. Debe de ser una buena cristiana. O, ¿puede que sea una estrategia aprendida en el IESE? Seguro que es una acción emprendida con objeto de defender el empleo de los trabajadores que posiblemente sufrirán un despido por parte del PSOE.
¡Qué importa la confidencialidad! ¿Qué importa que exista una ley de protección de datos! Usted está por encima de todo esto. ¡Es usted ministra del glorioso gobierno del PP de salvación de España!
Ahora nos va a decir, que es cosa de su hijo chico. ¡Claro! Es que es usted tan trabajadora que se lleva la tarea a casa. O, ¿acaso su hijo campa a sus anchas por las dependencias del Ministerio? En una semana donde hubo detenidos por venta de información personal, ¿hará algo la justicia en el caso del ERE del PSOE? La respuesta está clara: no.
En misa la perdonarán, señora Báñez. Se dará unos cuantos golpes en el pecho, a la vez que gritará “¡yo confieso! y ¡yo pecador”, y todo solucionado.
Si tiene algo de dignidad y los hechos se comprueban, lo que debe de hacer es dimitir e irse con viento fresco, ya que la Reforma Laboral tiene una carga ideológica y no es delictiva, pero el tráfico de información confidencial, es, en su posición, además de una infantilidad, un delito grave.
Parafraseando algo que usted dice habitualmente: ¡Qué Dios nos coja confesados!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar