jueves, 14 de febrero de 2013

Recortes Laborales. La CEOE gana por goleada.


Hace un año, publiqué esta nota en mi blog. Hoy le doy vida ya que pienso que sigue de actualidad.

La ministra de Desempleo, Fátima Báñez, presentó ayer el decreto de Recortes Laborales, que afectará a todos y cada uno de los españoles.
Me permitiré el lujo de analizar en profundidad, los aspectos más polémicos y relevantes de dicho decreto, siempre desde un punto de vista personal, punto de vista alejado de la filosofía del Gobierno actual.

  • Se facilita el despido, lindando con el Despido Libre. Desde hoy es mucho más fácil y barato, despedir a un trabajador. ¡Todo a 20! Acaba de decir Rubalcaba en Oviedo. Se lían la madeja al hablar de despido procedente e improcedente. Hablan de más garantías jurídicas. Bien, pero ¿para quién? De 45 a 33 en los improcedentes sin garantía de antigüedad y 20 días con unas condiciones totalmente parciales. Veamos:
    • No se necesitan las funciones de los Tribunales en la aplicación de los EREs (Expedientes de Regulación de Empleo). 20 días con límite de 12 meses. CEOE 1, Trabajadores 0.
    • Será despido procedente, es decir, 20 días con límite de 12 meses, cuando en tres trimestres se tenga una reducción de ingresos. Preguntas: ¿Cuál va a ser el patrón de referencia? ¿El mismo período del ejercicio anterior? ¿Quién va a fiscalizar los datos empresariales? ¿Lemhan Brother’s o Goldman Sachs? ¿Quizás FAES? Por esta regla de tres, hasta los grandes bancos podrán despedir a trabajadores con 20 días, ya que han reducido sus ingresos. CEOE 2, Trabajadores 0.
    • El trabajador podrá, siempre que no esté de acuerdo con la resolución empresarial, acudir a posteriori a los Tribunales de lo Social, si el periodo de negociación acaba sin pacto, ya que el empresario puede seguir adelante con sus planes iniciales. Es decir, podrá despedir unilateralmente. Lo que pasa es que el trabajador despedido que hoy recurra a los tribunales tiene menos posibilidades de que estos le den la razón que ayer. La definición como causa de despido económico procedente de una caída de los ingresos de una empresa durante nueve meses consecutivos, como especificó Báñez, deja poco margen a los jueces a la hora de decidir sobre la pertinencia de una rescisión de contrato. CEOE 3, Trabajadores 0.
    • También persigue rebajar el coste del despido la eliminación del contrato indefinido ordinario con indemnización de 45 días por año con un límite 42 mensualidades y su sustitución por uno de 33 días con un tope de 24 meses. Además, esta nueva indemnización afectará también a los trabajadores que tengan el contrato ordinario antiguo, pero solo para el periodo de trabajo posterior a la reforma. Es decir, a partir de ahora cuando estos trabajadores sean despedidos de forma improcedente, su indemnización se calculará a partir de una doble escala: la primera tomará como referencia el periodo de tiempo trabajado cuando estaba vigente la indemnización vieja -45 días por año trabajado- y a esta habrá que sumar la segunda, computada con el periodo de tiempo restante. CEOE 4, Trabajadores 0.
  • Se termina la prórroga indefinida de convenios. Se limita a un máximo de 2 años. A partir de hoy, si los sindicatos y los empresarios agotan también este plazo sin renovar un convenio, tendrán que acogerse al que esté vigente en el sector o en su defecto la ley. Además, se cambia en profundidad la estructura de la negociación colectiva al dar prioridad exclusiva a los convenios de empresa. Esto da lugar a la eliminación del pacto salarial. CEOE 5, Trabajadores 0.
  • Trabajos para la comunidad por parte de los desempleados. Encima de cornudos, apaleados. En este punto se está insultando gravemente al desempleado, ya que se le está llamando directamente vago y defraudador, porque presupone que está estafando a la sociedad. Ya lo hizo la “excelsa” alcaldesa de Madrid Ana Botella, cuando pidió “voluntarios” para ciertas labores en el Ayuntamiento de la capital de España. Vergonzoso. CEOE 6, Trabajadores 0.
  • Las empresas podrán modificar la cuantía salarial para ganar competitividad. Evidentemente solo de los trabajadores. Los “amos” y altos directivos, tan preocupados ellos del bienestar de sus siervos seguirán engordando sus carteras y patrimonios porque alguien tiene que cuidar de los “descerebrados esos que trabajan”. La esclavitud está cerca, y el trabajo del siglo XIX ya ha llegado al progreso del siglo XXI. CEOE 7, Trabajadores 0.
  • Los directivos podrán bajar los salarios a los empleados “menos productivos”. Mis preguntas son: ¿Cuál va a ser el baremo de comparación? ¿Y la productividad del directivo? ¿Quién la va a medir? ¿Quién controlará al controlador? Asco me dan los que han pensado esto. La empresa puede acordar “por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción”. Se acota también que se consideraran tales “las que estén relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo en la empresa”. Esa definición afecta a los trabajadores con sueldos por encima de los mínimos de convenio de su categoría. Por lo que supere ese mínimo, se abre la puerta a que se rebaje el sueldo casi a capricho de la empresa, pues casi siempre se podrán alegar razones de competitividad para pagar menos. La empresa podrá utilizar esta disposición para ahorrar costes o para bajar el sueldo a las personas que entienda que están rindiendo poco. Tendrá que notificar la rebaja de sueldo, o la modificación de otras condiciones de trabajo, con una antelación de 15 días. El trabajador tendrá que aceptarla o conformarse con perder su trabajo con una indemnización por despido de 20 días con un máximo de nueve mensualidades. CEOE 8, Trabajadores 0.

Para finalizar y no ser más farragoso aún, estas medidas aprobadas son un acercamiento al pensamiento ultraliberal de la CEOE, cuyos miembros –afamados “comedores” ellos- aplauden en voz baja estas medidas, ya que en su fuero interno quieren un ajuste mayor, que acerque al mercado de trabajo al vigente en la época de Dickens –saben que es el 200 aniversario del escritor londinense y hay que homenajearlo-, donde la balanza en la relación empleador/trabajador no existía.
Por último, el señor Rajoy ha mentido –incluso por Twitter- una vez más a la ciudadanía española. Evidentemente él y sus acólitos no sufrirán ninguna de estas medidas, con lo que le da igual, ya que sigue cobrando de su puesto de registrador de la propiedad de Santa Pola, entre otras cosas, pero la vida es muy corta, y en el camino nos encontraremos.

Inserto unos fragmentos de la película de Bernardo Bertolucci, "Novecento", que pienso son de gran y latente actualidad. Gracias por leerme.

Y para finalizar el tranvía que rueda por las calles de la vida, con la fabulosa música de Ennio Morricone, el "Romanzo de Novecento". Pienso que se debe de luchar para poder volver a tener ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar