viernes, 8 de agosto de 2014

¡Europa, Europa, mi vieja Europa!

¡Ay Europa! ¡Ay Unión Europea! ¡Quién te ha visto y quien te ve! Los padres de tan maravillosa idea, se revuelven allá donde estén, porque esa Europa unida, social y solidaria, esa Europa del bienestar, ha sido conquistada por los tecnócratas equivocados de los mercados y el neo-liberalismo.
Los ciudadanos como yo, amantes de una sola Europa, nos sentimos asqueados por las políticas de austeridad y latrocinio que se están cometiendo, en aras de una sociedad cada vez más desigual, olvidando el fin último de la UE, que no es otro que el bienestar de sus miembros.
Amparados por teorías economicistas y por tanto clasistas y separadoras, los dirigentes de los países pertenecientes a la UE, están llevando a un desastre social al Viejo Continente, mediante la esquilmación y el hundimiento de naciones, como por ejemplo España, Grecia y Portugal, por citas unos pocos. Pero no solo se lanzan dardos contra el sur, también en Alemania cuecen habas, como se dice coloquialmente en España.
Ya podrían aprender de la letra del poema de Friedich Schiller (Ver traducción), base del cuarto movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven, a la sazón, Himno de Europa.
Cada vez que escucho esta pieza magistral, se me erizan los pelos y humedecen los ojos, al pensar en lo que pudo ser el proyecto europeo y en lo que se está convirtiendo.
Disfruten con esta fantástica interpretación del Cuarto Movimiento de la Novena Sinfonía de Ludwig Van Beethoven, "Oda a la Alegría", ejecutada por la West Eastern Divan Orchestra, con el Coro de Jóvenes de Gran Bretaña y los solistas Anna Samuil, Waltraud Meier, Michael König y René Pape, dirigidos por el gran Daniel Barenboim, desde el Royal Albert Hall de Londres.
¡Esto sí es Europa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar