jueves, 5 de junio de 2014

Crisis y Reforma Laboral en España. La Patronal gana

Las organizaciones patronales -con el Sr. Rosell a la cabeza-, han sacado partido de la crisis aprovechando la oportunidad para recortar derechos y aumentar beneficios.
La Reforma Laboral de la ministra Báñez -ahora en trámite de discusión en el Tribunal Constitucional- ha conllevado principalmente dos resultados, siendo el segundo producto del primero:
  1. Despido barato y casi libre
  2. Reducción de los salarios.
Esta precarización tanto del trabajo como del salario, entorpecen y ralentizan el crecimiento económico del país, puesto que los trabajadores afectados -la mayoría de la clase media y baja- y no digamos ya los parados, no pueden ni tan siquiera plantearse compras o inversiones con financiación a medio o largo plazo: vehículos y viviendas principalmente.
El consumo interno se ve afectado y las empresas que sobreviven, para mantener sus beneficios se ven obligadas a despedir a buena parte de sus trabajadores.
La presión fiscal se ceba en pequeñas empresas y autónomos, pero al mismo tiempo podemos leer que son las grandes empresas del IBEX 35 (y el resto) así como las grandes fortunas del país, los que más impuestos evaden y los que porcentualmente menos tributan.
Nos han hecho creer que hay que mimar a las grandes fortunas porque, en caso contrario, pueden marcharse, pero yo creo que si se marcharan deberían desinvertir en España, lo que significa malvender. Es decir, sus pérdidas serían cuantiosas y seguramente no las asumirían. No se dejen engañar. El aumento de la productividad española no la deben asumir 100% los trabajadores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar