jueves, 8 de noviembre de 2012

#SOSRealOviedo



Desde hace unos días, hay una campaña en Twitter cuyo nombre (hashtag #) es SOSReal Oviedo, que está teniendo un éxito asombroso. Pero, ¿qué significa esta combinación de letras en el espacio virtual?
El Real Oviedo, es un club de fútbol histórico dentro del panorama futbolístico español. Fundado allá por el 1926, fruto de la unión del Real Stadium Club y del Real Club Deportivo Oviedo, es el principal símbolo del balompié de la capital del Principado de Asturias. Su camiseta, azul como la bandera regional, fue vestida por grandes jugadores como Lángara, Herrerita, Antón, Emilín, Sánchez Lage, Paquito, José María en tiempos pretéritos, y figuras actuales como Cazorla, Adrián López y Michu.
La razón del uso del símbolo internacional de socorro, es la habitual a día de hoy: la económica. La mala gestión de los dirigentes de la entidad en los últimos quince años, ha llevado al club azul a una situación desesperada, que el mayor patrimonio del mismo -la afición, sin lugar a dudas- quiere solventar de forma definitiva. Sin embargo, no es tarea fácil, ya que la cantidad que se necesita es muy importante. Para saltar la valla de la disolución, es preciso juntar unos dos millones de euros antes del próximo 17 de noviembre y a día de hoy, solo hay unos 450.000€. Aunque se llegue a esa cifra, las necesidades de la sociedad van más lejos. Según el propio presidente, son 2.500.000€ los necesarios para poder llegar a buen puerto hasta final de temporada, y 4.000.000€ para encontrarse totalmente saneado. ¿Podrá entonces "la afición" conseguir con su movimiento estas cantidades? ¿Bastará el llamado "menudeo" de acción a acción a 10,75€ la unidad? Complicado está.
Figuras emblemáticas del periodismo patrio e internacional –José Ramón de la Morena, Paco González, Castaño, Sid Love, entre otros-, han hecho y hacen campaña para lograr el hito. Futbolistas de todos los colores, deportistas de todo tipo, líderes de opinión, empresarios y políticos se han sumado al apoyo reclamado por las gentes oviedistas. Unos con la compra de acciones, y otros con mensajes de apoyo multitudinarios. La respuesta ha sido espectacular. Desde el último rincón de España, al más lejano de China o Japón, pasando por Sudamérica, Europa e incluso la empobrecida Africa, han llegado peticiones de compra de acciones. Lo triste es que no son suficientes. Es necesario encontrar “grandes inversores”, que aporten cantidades importantes. Es el momento para que la sociedad empresarial ovetense –hosteleros, hoteleros, agrupaciones de comerciantes- de la cara y ayude –por enésima vez- al decaído club de fútbol.
Hay voces que piden ayuda institucional, del Ayuntamiento concretamente. Personalmente, creo que con la que está cayendo, sería algo vergonzoso que el municipio ovetense pusiera dinero para salvar a una sociedad deportiva privada, por mucho que ésta de a la ciudad. Con la cantidad de recortes que sufrimos los ciudadanos, destinar fondos adicionales a los que ya se han dado para paliar la situación económica del Real Oviedo S.A.D. –entidad privada, no hay que olvidarlo-, sería de juzgado de guardia, y sería un agravio comparativo para los cientos de empresarios que tienen que echar la persiana diariamente.
Señores, soy del Sporting, pero eso no quita para que desee que el Real Oviedo logre el hito, la gesta de poder aunar esfuerzos y salga de una situación angustiosa. Con menudeo, con grandes inversores, con un “salvador”, o de la forma que sea, si hay alguna institución deportiva que pueda salir delante de esta forma, esa es el Real Oviedo, gracias a su mayor activo, la afición, ejemplo de fidelidad a unos colores.

2 comentarios:

  1. ¡Fuerza al Oviedo! JBR

    ResponderEliminar
  2. Te honra este post. No siempre la rivalidad es tan elegante.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar