domingo, 19 de mayo de 2013

Españistán y la Justicia. El caso Blesa y la fiscalía


Leo una noticia en la que informan que la Audiencia de Madrid, podría anular el caso contra Blesa, por petición de la fiscalía.
La fiscalía -institución jerarquizada y dependiente del Gobierno que nombra a discreción al Fiscal General del Estado-, se está convirtiendo en el abogado defensor de los delincuentes de cuello blanco -Infanta, políticos, banqueros del régimen-, olvidándose de su verdadera función, que es la de perseguir a los delincuentes.
El caso de Blesa es paradigmático de lo anterior. Blesa es fruto del poder, de un poder concreto, de un partido concreto. Ya me extrañaba que el amigo Gallardón tardara tanto en enviar a sus huestes para salvar a uno de sus amigos, sea un corrupto, un kamikaze o un delincuente de guante blanco. 
Pienso que Miguel Blesa saldrá limpio de polvo y paja de este embrollo. Hay demasiados intereses políticos cruzados en la gestión de Caja Madrid. Yo, cada día lo veo más claro: la justicia es un cachondeo con leyes a favor de los ricos, los poderosos, los políticos, los famosos y los famosillos. Triste y vergonzoso.
¿Tendrá algo que ver “el Tamayazo” en estas maniobras políticas? ¿Será por qué piensa casarse en breve?
Solo el pueblo con la rebelión pacífica, o quizás no tan pacífica, puede arreglar este desmadre de corrupción en el que vivimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar